EN NEGOCIOS: Seis formas en que las pequeñas empresas pueden ayudar a salvar el planeta del cambio climático

por Edgar R. Olivo

¿Ha leído el nuevo informe publicado por el Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en ingles) que salió esta semana? La información compartida fue devastadora y sirvió como un recordatorio importante de que la crisis climática es real, y todos debemos hacer nuestra parte para ayudar. Cientos de importantes científicos confirmaron que el cambio climático es claramente causado por el hombre y es “inequívoco”, y el informe hace pronósticos más precisos y cálidos para el siglo XXI que la última vez que se publicó, en 2013.

Los impactos de la crisis climática, desde el calor extremo hasta los incendios forestales, las lluvias intensas y las inundaciones, solo continuarán intensificándose a menos que elijamos otro camino para nuestro futuro. Los propietarios de pequeñas empresas están en condiciones de crear una acción real y pueden desempeñar un papel importante en la solución.

Bill Gates, en su último libro, Cómo evitar un desastre climático, describe seis formas significativas en que el propietario de una pequeña empresa puede desempeñar un papel más importante en la lucha contra la crisis climática.

  1. Establezca un impuesto interno al carbono. Algunas de las empresas más grandes de los EE. UU. ahora están imponiendo un impuesto al carbono en cada una de sus divisiones. Un impuesto interno al carbono asigna un valor monetario a las emisiones de gases de efecto invernadero, que las empresas pueden tener en cuenta en las decisiones de inversión y las operaciones comerciales. Los ingresos generados se utilizan luego para cubrir las primas ecológicas para el desarrollo de productos que se obtienen a partir de energía limpia.
  2. Invertir en innovación para soluciones bajas en carbono. Muchas pequeñas empresas rara vez invierten en investigación y desarrollo para innovar una nueva forma de crear un producto porque a menudo dependen de su cadena de suministro para que lo haga por ellas. Las soluciones bajas en carbono son un área que se está volviendo cada vez más deseable para los inversores y las pequeñas empresas pueden liderar el camino comenzando con sus productos actuales.
  3. Sea uno de los primeros en adoptar. Arizona se ha convertido en el estado fabricante de vehículos eléctricos y las pequeñas empresas pueden comenzar a planificar comercializar sus flotas corporativas y comprar materiales con menos carbono. Al adoptar de forma temprana, los innovadores verán la demanda y sabrán que habrá un mercado listo para comprar sus productos.
  4. Participar en el proceso de formulación de políticas. Hubo un momento en que las empresas se mantenían al margen de la política para evitar perder clientes. Pero ahora, la crisis climática requiere que todos se involucren y las pequeñas empresas no pueden tener miedo de trabajar con el gobierno, como tampoco el gobierno debería tener miedo de trabajar con pequeñas empresas. Las pequeñas empresas deben ser campeonas de un futuro libre de carbono y ayudar a respaldar la ciencia básica en las comunidades donde operan.
  5. Conéctese con la investigación financiada por el gobierno. Los propietarios de pequeñas empresas tienen una perspectiva valiosa y pueden ayudar a orientar los proyectos financiados por el gobierno hacia mejores ideas. Unirse a los consejos asesores de la industria y participar en los ejercicios de planificación de su ciudad son una forma rentable de informar al gobierno para una mejor investigación.
  6. Ayude a los innovadores en etapa inicial a cruzar el valle de la muerte. Al igual que con cualquier empresa empresarial, los riesgos son siempre altos y las buenas ideas necesitarán ayuda para despegar. Las pequeñas empresas pueden invertir su propio dinero, prestar espacio de trabajo para probar ideas y compartir mentores para guiar a los emprendedores ecológicos a través de las etapas de crecimiento. Cuando se trata de cambio climático, cualquier solución es mejor que ninguna.

Noticias como esta pueden resultar deprimentes, pero afrontar la realidad también nos acerca a nuevas oportunidades. A medida que se revelan nuevos conocimientos científicos, los propietarios de pequeñas empresas deben aprovechar su poder creativo y comprometerse a ser parte de la solución. Si se puede salvar el planeta dando un paso a la vez.

Tómese un momento para explorar el Programa Going Green and Going Smart para aprender cómo puede transformar su pequeña empresa uniéndose al movimiento #GreenBizAZ. Esta iniciativa tiene como objetivo educar a los propietarios de pequeñas empresas en prácticas comerciales sostenibles para un futuro más limpio y verde en Arizona.

EDGAR RAFAEL OLIVO es un educador empresarial bilingüe, asesor económico y colaborador de varios medios de comunicación. Es apasionado por la educación y comunidad. Está certificado en finanzas y análisis de datos y posee un título en negocios de la Universidad Estatal de Arizona.

To see this article in English, click here.

Speak Your Mind

In Business Dailies

Get your twice-daily dose of all you need to Grow Your Business.
  • Get the day’s Top Stories
  • Relevant In-depth Articles
  • Daily Offers
  • Coming Events
Free sign up for 2021.
Don’t miss out!