EN NEGOCIOS: Cómo los DREAMers están transformando la economía en EEUU

por Edgar R. Olivo

El 18 de junio de 2020, la Corte Suprema de los Estados Unidos confirmó la decisión de extender el programa DACA en el que cientos de miles de soñadores o DREAMers en los Estados Unidos pueden vivir y trabajar sin temor a la deportación.

Desde 2012, el programa de Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés) ha protegido a muchos jóvenes inmigrantes indocumentados de la deportación. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) estableció directrices que permiten a los jóvenes traídos a Estados Unidos como niños que no presentan un riesgo para la seguridad pública o la seguridad nacional y cumplen con otros criterios para permanecer en el país.

El programa tiene buenas noticias para nuestra economía, ya que permite que el talento y las habilidades de los inmigrantes contribuyan a la salud económica general de nuestro país.

¿Cómo impacta el programa DACA en la economía? Aquí hay algunos puntos clave.

¿Quiénes son los soñadores o DREAMers?

  • Según un reporte de 2018 sobre el impacto económico del Programa DACA, hay alrededor de 800,000 Soñadores que actualmente están protegidos de la deportación por el programa.
  • Alrededor del 81 por ciento nació en México y el resto de los participantes provienen de más de 190 países de todo el mundo.
  • Casi el 45 por ciento de los participantes de DACA viven en California o Texas y la edad promedio de un participante de DACA es de 26 años.

Ahora que el programa de DACA se ha extendido, ¿cuál es su contribución económica?

Contribución macroeconómica:

  • El programa DACA le ha ahorrado al gobierno federal $60 mil millones en gastos de deportación y podría impulsar el crecimiento económico en $280 mil millones.
  • Ahora que la vida del programa se ha extendido, esto podría crear a los Estados Unidos más de $460 mil millones en producción económica durante una década.
  • Las contribuciones a programas públicos críticos, como el Seguro Social y Medicaid, probablemente aumentarán significativamente.

Contribución fiscal:

  • ¡Más ingresos fiscales para el gobierno! Los inmigrantes inscritos y elegibles en DACA contribuyen con aproximadamente $2 mil millones cada año en impuestos estatales y locales, incluidos los ingresos personales, los bienes, las ventas y los impuestos especiales.
  • Los Soñadores pagan 8.9 por ciento en promedio de sus ingresos en impuestos estatales y locales, aún más alto que aquellos en el 1% que obtienen el mayor ingreso.
  • Los trabajadores elegibles para DACA aportan $1.4 mil millones en impuestos federales, $2 mil millones en impuestos del Seguro Social y $470 millones en Medicare cada año.

Poder de gasto del consumidor:

  • Alrededor del 24% de los beneficiarios de DACA mayores de 25 años han comprado su primera casa.
  • En 26 estados, el poder adquisitivo elegible de DACA es de al menos $100 millones.

Emprendimiento:

  • Más del 5% de los beneficiarios de DACA menores de 25 años han comenzado una pequeña empresa.
  • El 8% de los Soñadores mayores de 25 años son empresarios y trabajadores que emplean.
  • Muchas empresas y empleos ahora están protegidos debido al programa DACA.

Fuerza laboral de pequeñas empresas:

  • Millones de pequeñas empresas en todo el país confían en Soñadores para una fuerza laboral calificada, capacitada y estable.
  • Los ahorros directos para los empleadores de Soñadores serán de más de $6 mil millones en costos de rotación de trabajadores, incluyendo contratación y capacitación.
  • El costo para los empleadores de rescindir DACA podría haber sido equivalente a aproximadamente 30 regulaciones principales: más de $3 mil millones en costos anuales que caen directamente sobre los empleadores.

Es imposible negar que el programa DACA ha ayudado a mejorar la vida de los inmigrantes, desde mejores salarios, acceso a recursos de financiación educativa, inversiones y seguridad. También es imposible negar que los inmigrantes contribuyen a la salud general de la economía estadounidense.

Durante la crisis de COVID-19, es un gran alivio saber que hemos mantenido a los beneficiarios de DACA que son trabajadores de atención médica de primera línea (más de 29,000 empleados), maestros en escuelas (más  15K + empleados) y ocupaciones relacionadas con los alimentos (más 142K + empleados) en sus roles cuando más los necesitamos.

EDGAR RAFAEL OLIVO es un educador empresarial bilingüe, asesor económico y colaborador de varios medios de comunicación. Es apasionado por la educación y comunidad. Está certificado en finanzas y análisis de datos y posee un título en negocios de la Universidad Estatal de Arizona.

To see this article in English, click here.

Speak Your Mind

In Business Dailies

Get your twice-daily dose of all you need to Grow Your Business.
  • Get the day’s Top Stories
  • Relevant In-depth Articles
  • Daily Offers
  • Coming Events
Free sign up for 2021.
Don’t miss out!