EN NEGOCIOS: La Corte Suprema ha protegido los derechos de los trabajadores LGBTQ: ¿Qué significa ahora para las pequeñas empresas?

por Edgar R. Olivo

El lunes 15 de junio de 2020, la Corte Suprema de los Estados Unidos confirmó que es ilegal que las empresas en todo el país puedan despedir empleados solo por su orientación sexual o identidad de género.

Pero el Título VII no cubre empresas con menos de 15 empleados.

La decisión tampoco abordó otras cuestiones de derechos civiles, como si a las personas LGBTQ se les puede negar el acceso a la vivienda o se les niegan servicios en restaurantes o cines, y si la discriminación está justificada por creencias religiosas.

Aun así, la decisión fue una buena noticia para todos los trabajadores que trabajan en estados donde no existían protecciones legales para este tipo de discriminación. Después de la decisión por la Corte Suprema en el 2015 que daba a las parejas del mismo sexo el derecho constitucional de casarse, a algunos les preocupaba que los trabajadores pudieran casarse un domingo y despedirlos un lunes, solo porque habían reconocido que eran homosexuales.

Los trabajadores ahora están protegidos por la ley federal y tienen opciones legales si son despedidos o acosados por identificarse como LGBTQ. Esta es una gran noticia especialmente para los trabajadores transgénero que sufren acoso laboral en tasas más altas, según un estudio de McKinsey & Company publicado en junio de 2020.

Arizona es uno de los muchos estados que no cuenta con protecciones estatales para los trabajadores LGTBQ, pero hay muchas ciudades con ordenanzas de protección como Phoenix, Tucson, Flagstaff, Tempe y Sedona. Como resultado de la decisión de la Corte Suprema, todos los empleadores de Arizona sujetos al Título VII ahora tienen prohibido discriminar a los trabajadores LGBTQ y la decisión histórica ahora sienta las bases para protecciones más inclusivas bajo la ley estatal en el futuro.

Pero, ¿qué pasa con las empresas con menos de 15 empleados?

La respuesta es menos clara para las pequeñas empresas en estados que no tienen protecciones de la ley estatal contra este tipo de discriminación. El Título VII de la Ley de Derechos Civiles prohíbe la discriminación laboral solo por parte de empleadores con 15 o más empleados. La Administración de Pequeñas Empresas estima que aproximadamente el 89 por ciento de las pequeñas empresas tienen menos de 20 trabajadores y representan aproximadamente el 17 por ciento de la fuerza laboral en los EE. UU.

Ya sea que las pequeñas empresas conozcan esta decisión o no, hay muchas maneras de crear un ambiente de trabajo más inclusivo para evitar la discriminación en el lugar de trabajo.

  • Enfocarse en un ambiente más armonioso. Trate de prohibir la discriminación de frente con sus trabajadores y liderar con su ejemplo.
  • Educar y capacitar a los líderes de su equipo. Brinda capacitación en diversidad, liderazgo y habilidades de comunicación para empoderar a sus líderes.
  • Revise sus políticas laborales actuales y agregue lenguaje antidiscriminatorio. Eso establece un estándar de comportamiento para todos los miembros de su equipo.
  • Asistir a capacitaciones sobre leyes de igualdad de oportunidades de empleo y comparta recursos con sus empleados.
  • Respeta a todos con los que trabajas. La aceptación de la diversidad en el lugar de trabajo ha demostrado mejorar sus ingresos, vale la pena aprovechar esos beneficios también.

¿Qué deben hacer los trabajadores para protegerse?

Si lo despiden por motivos de orientación sexual o identidad de género, consulte con La Comisión de igualdad de oportunidades de empleo de EE. UU. Ellos tienen muchos recursos en su portal web para que pueda presentar un reclamo, encontrar orientación para su situación particular y ubicar la oficina más cercana a usted. Con la decisión actual tomada por la Corte Suprema de los Estados Unidos, los empleados de todo el país pueden presentar reclamos de discriminación ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo de los Estados Unidos si experimentan discriminación basada en su orientación sexual o identidad de género. La decisión ahora requiere que la comisión acepte y haga cumplir estas quejas en todo el país para encontrar protección para los empleados LGBTQ.

En general, esta decisión es una buena noticia para las pequeñas empresas que desean promover la diversidad como una ventaja competitiva para atraer talento, clientes y una mejor posición en el mercado. Para los trabajadores LGBTQ, esto significa ya no tener que minimizar su autenticidad o esconder relaciones personales debido al temor de ser despedidos. Esta es una situación en la que todos ganan para nuestra humanidad.

Edgar Rafael Olivo es un educador empresarial bilingüe, asesor económico y colaborador de varios medios de comunicación. Es apasionado por la educación y comunidad. Está certificado en finanzas y análisis de datos y posee un título en negocios de la Universidad Estatal de Arizona.

Para la versión en inglés de este artículo, haga clic aquí.

Speak Your Mind